El Karma Pone A Cada Uno En Su Lugar

El modo en que respondes también determinará su efecto. Así que hazlo, sé responsable de tu persona, de tus palabras, acciones y reacciones. Íntimamente ligado a las reencarnaciones venideras, siguiendo los principios del hinduismo, el karma se transforma en la energía que usaremos para adecentar el alma hasta el momento en que alcancemos la perfección.

Y no viven pensando el esperemos aquel o aquella le vaya mal en la vida. Según las leyes del karma, esta energía también retorna a nosotros. Quien ampara, acoge y es capaz de ofrecer, en el final también recibe. En algún momento ese acto de nobleza nos recompensará como merecemos. Nuestra situación está llena de misterios, de ocasiones y rincones donde se encuentra la felicidad. Solo quienes están atentos de mente y corazón conectarán con aquello que el cosmos les tiene guardado.

el karma pone a cada uno en su lugar

Y es que el origen de las malas acciones está en nuestras alteraciones mentales, “derivan de nuestra actitud egocéntrica” y son la razón primordial por la cual experimentamos padecimiento. Tenemos que sufrir las secuelas de nuestros pensamientos y actos para, en términos espirituales, encontrar una vida mucho más plena. Lo que si creo es que un individuo negativa, toxica, no puede realmente ser feliz, tiene la posibilidad de tener dinero, poder, o salud, pero no creo que pueda ser feliz. El ser humano es libre y siempre y en todo momento puede seleccionar cómo actuar. De esa decisión va a depender lo que le ocurra más adelante.

Ley Del Cambio

Lo que nos rodea nos da pistas sobre nuestro estado interior. En la causalidad existente entre nuestros actos y sus secuelas. Según ella, aquello que sembremos es lo que cosecharemos. Lo que ponemos en el Universo es lo que regresa a nosotros. La energía negativa enviada a otros volverá nuevamente a nosotros, pero eso sí, 10 veces más potente. A continuación, observemos de qué manera sus leyes dictaminan de qué manera contestar por nuestras acciones, pensamientos y sentimientos.

el karma pone a cada uno en su lugar

Y, puesto que el budismo no es fatalista ni ilusionado, tampoco debe asociarse a la fatalidad o a la dicha divina sino a una inercia natural. En este sentido nuestras acciones físicas, verbales y mentales son causas, y nuestras experiencias, únicas para cada individuo, son sus efectos. El almacenamiento o ingreso técnico que es utilizado exclusivamente con fines estadísticos. Las leyes del karma nos recuerdan que todas las recompensas necesitan de un esfuerzo inicial.Nada llega pues sí, nada sucede solo porque el destino o la fortuna lo quiera.

La Conexión Entre Las 12 Leyes Del Karma

Cambiar nuestra mirada a eso que nos envuelve es conectarse a la verdad con sabiduría. Solo vamos a tener control sobre nosotros cuando seamos capaces de medrar desde el interior. Dejando a un lado el contexto, admitiendo a los que nos rodean por lo que son y no con lo que nos gustaría que fueran. Si intentamos ejercer cambios en el propio ser, nuestra vida asimismo cambiará. Y esto debe de hacerse con cuidado a fin de que redunde en un beneficio kármico.

De ahí que es recomendable que conozcamos ciertas oraciones para comprender el karma, esto es, para que compramos mejor su significado. La palabra karma viene del sánscrito y se comprende esencialmente como una fuerza invisible y trascendente que se compone con cada una de las acciones que realiza un individuo. Esa fuerza da origen a una cadena de consecuencias. Y representa, principalmente, la ley de causa y efecto.

Tipos De Karma

Sin hacer daño a otros, sin ir en contra también de nuestras necesidades y esencias. En este punto, es necesario aplicar también la ley del enfoque. Algo que nos enseña muy bien prácticas como el mindfulness. Solo en el momento en que aprendemos a entrenar nuestra atención en el instante presente, podemos ver mejor cada instante y ser conscientes de todo lo que ocurre. Porque estos 2 actos se realizan mediante la humildad y ese enfoque descalzo de egoísmos donde ser capaces de acoger al otro como parte de uno mismo.

Karma es una palabra que usamos cotidianamente, pero de la que quizás no entendemos del todo su concepto, su origen y las 12 leyes que la componen. Las culturas orientales siempre y en todo momento nos ofrecen grandes enseñanzas. Si bien para algunas sociedades esto tiene unas connotaciones muy profundas, que van mucho más allá de lo expuesto, asimismo a los occidentales nos dan una valiosa guía. “Inconvenientes o éxitos, todos son desenlaces de nuestras acciones. La filosofía de la acción es que nadie es el que da la paz o la felicidad. El karma propio, las propias acciones son responsables de traer la felicidad, el éxito o lo que sea”.

Suscríbete Y Apóyanos «por Un Mundo Mucho Más Humano, Justo Y Regenerativo»

Según con la tradición budista, el karma no se desprende de la presencia de un dios que juzga y castiga los actos, sino más bien de una fuerza galáctica que tiende a la compensación y la armonía. Aunque ciertas cosas que hacemos parecen no tener secuelas, es importante que sea hecho, pues todo en el universo está conectado. Ni el primer paso o el último son de gran concepto, pues ambos eran necesarios para efectuar la misión.