Historias Para No Dormir El Doble Explicacion

La incorporación de distintas “sabores” en el momento de emprender cada proyecto acatando el puntito ingenuo de la serie original pero aportando algo nuevo. Por ahora no se sabe si habrá una segunda temporada en esta novedosa era, pero dada la utilidad del formato, sería una novedad digna de celebración. Desde los planos que establecen la presencia de su personaje principal, los cuales pasan por un colosal chato general de un La capital de españa-colmena a otro general no menos masificado, para llegar al hogar de Baldo y Rut, el marco alienante nunca desaparece. La víctima de este suceso arbitrario será ignorada por las autoridades, usada por los medios, ridiculizada por sus semejantes y, en definitiva, poco o mal ayudada. El ineludible destino de Baldo, en este momento señalado por conos como una obra más de la ciudad y algo incómodo extra para sus vecinos, tiene resonancias mucho más profundas que no procuraré banalizar aquí a través de una interpretación unívoca.

El Doble traslada a los espectadores a un futuro no lejanísimo, a un mundo poco a poco más deshumanizado, en el que la inteligencia artificial y las máquinas llenan un enorme y creciente espacio en las relaciones humanas. En un intento de salvar su relación, toma una resolución que les forzará a replantear la esencia de su identidad como pareja. El doble traslada a los espectadores a un futuro no muy lejano, a un planeta poco a poco más deshumanizado, en el que la inteligencia artificial y las máquinas ocupan un enorme y creciente espacio en las relaciones humanas.

Tráiler Y Póster De Historias Para No Reposar Temporada 2, La Serie De Terror De Prime Video

La original es la crónica de un conjunto de variedades en la que de repente están ocurriendo una serie de homicidos. La escena donde teóricamente se perpetra el delito es, precisamente, una de las mucho más poderosos estéticamente. Hay un incesante juego de luces rojizas y sombras que apunta inteligentemente a lo noir, alén del arquetipo que encarna Elena, recordando a la alternancia de inconvenientes en el cine negro clásico. Aparte de esto, los nombrados tonos rojizos, presentes en las ocasiones del capítulo, enmarcan éticamente a los personajes en un campo turbio y cuasi-infernal al estilo Scorsese en el inicio de Entre los nuestros o Malas calles . La trama de La pesadilla nos traslada a una aldea de la Galicia montañosa de 1880 en el momento en que una serie de muertes enigmáticas asolan la comarca. La sinopis oficial de este episodio es muy enigmática, tan solo anuncia que se relata la narración de un matrimonio que vive en un planeta que semeja a puntito de ocultar.

historias para no dormir el doble explicacion

Nuestro directivo lo procuró en los 80, pero solo pudo rodar 4 episodios de los trece previstos. En 2005, tras el éxito de la edición de la serie en DVD, Chicho impulsó el emprendimiento ‘Películas para no reposar’, compuesto por seis telefilmes rodados por seis directores diferentes. La serie fracasó, emitiéndose solo 2 episodios en Telecinco (los sobrantes se consiguieron ver años después en el canal FDF).

Historias Para No Reposar

«Yo pienso que el público joven se marcha a asombrar por visto que estamos frente historias contadas de una forma intensamente de hoy y intensamente amena, estos 4 episodios son eclécticos» afirma Laura Abril. Es asimismo la distribución mucho más cómica de las 4, que se reboza en el cachondeíto fino a la mínima y con una gran retranca a la hora de enseñar la España del 82 y al mismo Chicho como un tipo perfeccionista y fastidiado por el hecho de tener que grabar en vídeo. Aun se da un lujillo al spoilear de forma explícita el desenlace del capítulo original, que ha avejentado mal, y ofrecerle otra vuelta de tuerca a eso que parece que sucede. La sucesión de giros argumentales, la obsesa –o justificada– desconfianza, las congruentes venganzas y un final digno de la visión incrédula de su constructor sobre el accionar humano, transforman el visionado de La broma en un divertido vaivén de mezquindades. Alén de que se consiguen diferentes atmosferas, ningún episodio resulta terrorífico para ponerte los pelos de punta.

Progresivamente, las imágenes del circuito cerrado suplantan los programas y las películas, hasta convertirse en lo único que se reproduce en la pantalla. Su esposa y sus hijos asisten impotentes al enloquecimiento del hombre… pero quizás “algo” ahí afuera está realmente amenazando a la familia. Yt-remote-device-idsiempreYouTube configura esta cookie para guardar las opciones de vídeo del usuario que utiliza videos de YouTube engastados.

El copyright del poster, carátula, fotogramas, fotografías y también imágenes de cada DVD, VOD, Blu-ray, tráiler y banda sonora original pertenecen a las correspondientes productoras y/o distribuidoras. Balagueró lo transporta por un sendero distinto pero consigue su propósito de inquietarnos con verídica maestría. Marini, que se encargó de la adaptación de Freddy, es su cómplice desde el guion y tenemos incluso un cameo del hijo de Chicho Ibáñez Serrador, Alejandro Ibáñez, que ejercita asimismo de productor de la serie. Alice Waddington le imprime una enorme belleza a una historia que deja jugar con ricos vestuarios y un planteo “de temporada” que le sienta excelente al relato. Tiene algunos giros algo predecibles, pero no por eso se disfruta menos por el hecho de que aborda el género de manera muy sincera. Por consiguiente, vale la pena detenerse en todos y cada uno de los 4 episodios independientes, dirigidos respectivamente por Rodrigo Sorogoyen, Paco Plaza, Paula Ortiz y Rodrigo Cortés.

Sin embargo, afirmaría que el aspecto más interesante de este capítulo radica en su juego metafílmico que entrega a los niveles de las Historias para no reposar y a su original creador un papel primordial en los hechos. Tiene sentido si valoramos que Narciso Ibáñez Serrador siempre y en todo momento presentaba los prólogos de sus relatos en cuerpo presente, constituyéndole como artífice – y, en cierta manera, culpable – de lo que iba a suceder en la consiguiente emisión televisiva. El papel del Chicho interpretado por Carlos Santos añade, por tanto, una cubierta más de dificultad en forma de nostalgia meta que funciona como guiño al pasado y, al tiempo, como elemento dramático. Por consiguiente, merece la pena detenerse en cada uno de los 4 episodios independientes, dirigidos respectivamente por Rodrigo Sorogoyen, Paco Plaza, Paula Ortiz y Rodrigo Cortés.

El episodio está protagonizado por Nathalie Poza, Eduard Fernández y Raúl Arévalo, actores que vimos en otras producciones disponibles en RTVE Play comoLa boda de Rosa, La hija de un ladróny Las ovejas no pierden el tren, respectivamente. Alberto, un empresario de éxito, no considera que su mujer, Elena, le engaña con Javier, su mucho más servicial utilizado. Pero las cuentas de la empresa ocultan un turbio secreto y, antes de emprender un solitario viaje de exitación en su barco, escoge hablarlo con ellos en una comida en su suntuosa casa. El primer relato que se rodó fue La broma, a cargo de Rodrigo Cortés.El doble será sucedido porFreddy dirigido por Paco Plaza y el cuartoEl asfalto lo dirigirá por Paula Ortiz. La realidad de André, cada vez más en cuestión y amenazada por su vínculo con Charlie, dejará a Plaza orquestar ciertas situaciones bastante desasosegantes que abrazan el slasher.

Sorogoyen, Plaza, Ortiz Y Cortés Recrean Las \’historias Para No Reposar\’ De Ibáñez Serrador

Nada menos que Paula Ortiz, Rodrigo Sorogoyen, Paco Plaza y Rodrigo Cortés, adjuntado con múltiples argumentistas y actores, son los responsables del remake. El director Rodrigo Sorogoyen comenzó a rodar “El doble”, el segundo episodio de la revisión de la icónica serie de terror de Chicho Ibañez Serrador Historias para no descansar, que resurgirá en la pequeña pantalla a través de 4 triunfantes cineastas. El capítulo va a estar protagonizado por los actores David Verdaguer y Vicky Luengo, según informó este miércoles Televisión Española en un aviso. La segunda serie de capítulos de la serie antológica Historias para no dormir es una verdadera delicia para los amantes del terror y la ciencia ficción. El formato y la calidad de la producción hacen que sea una recomendación eficaz de cara a Halloween.

Sin embargo y a pesar del ambicioso diseño de producción, para ser verdaderos, es el mucho más frío y hasta poco entretenido del lote, a pesar de tener 2 intérpretes principales tan resoluciones como Vicky Luengo y David Verdaguer. La razón es que no termina de explotar todo el tema de los dobles y le da un colosal importancia al drama de pareja… Es asimismo el episodio más largo superando la hora de duración y también el más próximo a la ciencia-ficción. La dirección de Paula Ortiz marca esta iniciativa de corte fabuloso, con guión deManuel Jabois y Rodrigo Cortésy con la participación como personajes primordiales deDani RoviraeInma Cuesta. La broma formó una parte de la primera temporada de Historias para lo descansar, tal es así que vio la luz en 1966 con un guion escrito por Chicho Ibáñez Serrador en base a la iniciativa del escritor estadounidense Robert Arthur. Rodrigo Sorogoyen se marca en un caso de esta manera, mucho más que una actualización, una adaptación a los que son las antologías de terror en los últimos, en este caso, esencialmente, Black mirror. Lo que queda es una relectura de los tradicionales de la ciencia-ficción de los 50 –para algo el original es un relato de Ray Bradbury-, con sus inconvenientes éticos sensiblemente mucho más enormes que la vida expresados mediante inconvenientes rutinarios y su doble giro final.

Llama la atención lo integrado que queda Miki Esparbé en el personaje de este condenado actor, ofreciéndonos su vis bobalicona habitual pero asimismo su reverso perverso, sin desentonar. Lo cual no se podría decir desgraciadamente de Carlos Santos y su interpretación caricaturesca, manierista y, desde nuestro punto de vista poco correcta, del gran Chicho Ibáñez Serrador. ‘El Doble’ traslada a los espectadores a un futuro no lejanísimo, a un planeta cada vez más deshumanizado, en el que la IA (inteligencia artificial) y las máquinas ocupan un colosal y creciente espacio en las relaciones humanas. Rodrigo Sorogoyen se marca en un caso así, más que una actualización, una adaptación a los que son las antologías de terror en los últimos, en un caso así, esencialmente, Black mirror. Lo que queda es una relectura de los habituales de la ciencia-ficción de los 50 –para algo el original es un relato de Ray Bradbury-, con sus inconvenientes éticos considerablemente más enormes que la vida expresados a través de problemas rutinarios y su doble giro final. «Yo pienso que el público joven se va a sorprender por visto que estamos frente historias contadas de una manera intensamente actual y intensamente amena, estos cuatro episodios son eclécticos» asegura Laura Abril.