No Poder Ir A Trabajar Por Nieve

El abogado laboralista Juan Antonio Salmerón reconoce, al ser preguntado por RTVE.es, que la duda no tiene “solución fácil”, como ahora ocurrió al inicio de la pandemia en el tercer mes del año de 2020. “Entiendo que la ausencia puntual a tu puesto de trabajo aduciendo que debes cuidar a tu hijoestá justificaday que, incluso, se podría defender que este día sea retribuido”, explicó, si bien reconoce que esto último no está claro en la ley y que existen diferentes puntos de vista al respecto. La compañía puedepedir pruebasde la imposibilidad de escapar del sitio de vivienda o de trasladarse hasta el puesto. “El empresario puede solicitarle que acredite dónde vive y que ciertamente desde allí no hay medio de movimiento ordinario sin llevar a cabo una heroicidad”, ha explicado Godino Reyes a TVE.

no poder ir a trabajar por nieve

El caso de la nevada que ha colapsado múltiples ciudades de España no es imputable al empresario, puesto que se puede comprender que no es el culpable de las inclemencias metereológicas. Así que sobre el papel sí que se podría soliciar la compensación de la realización de la prestación de servicios o del trabajo en otro momento, pero advierte que podría ser una potencial fuente de enfrentamientos con los trabajadores. “Si el trabajador no pudiera prestar sus servicios una vez vigente el contrato porque el empresario se retrasare en ofrecerle trabajo por impedimentos imputables al mismo y no al trabajador, este preservará el derecho a su salario, sin que pueda hacérsele compensar el que perdió con otro trabajo efectuado en otro tiempo”. En caso de que se alargue esta situación excepcional, la causa de fuerza mayor puede dar lugar a una suspensión de la fuerza del trabajo —los famosos ERTE—, si bien García Carrasco opina que sería “inviable” la tramitación y resolución de estos expedientes en lo que se prevé que sean unas dificultades puntuales y ocasionadas por el paso de la borrasca Filomena.

El Día No Se Puede Recobrar Con Uno De Vacaciones

La ausencia en el puesto por una situación de climatología adversa se considera una causa de fuerza mayor. El invierno y sus inclemencias tienen la posibilidad de provocar situaciones problemáticas en sus días más duros. La compañía puede suspender temporalmente el contrato mientras que no existan causas justificadas para poder llegar al sitio de trabajo, por ejemplo, si vive muy cerca de tal espacio o si puede llegar sin complicaciones. Para ello, la empresa debe demostrar que el trabajador no ha acudido al centro a pesar de poder llevarlo a cabo.

no poder ir a trabajar por nieve

En el caso de que deplazarse hasta el lugar de trabajo sea imposible o suponga un riesgo para la integridad de los empleados, la compañía puede paralizar la actividad temporalmente y los trabajadores podrían ausentarse. Una tormenta de nieve como la de este fin de semana justifica la falta al puesto de trabajopor fuerza mayor, según con el producto 47 delEstatuto de Trabajadores, según informó el sindicato CCOO en un comunicado. Por este motivo, la presente legislación laboral impide al empresario despedir o sancionar a un empleado. En el artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores, que regula las relaciones laborales, recoge que “el contrato de trabajo podrá ser suspendido por causa derivada de fuerza mayor”.

¿se Abona La Jornada Si No Puedo Proceder A Trabajar Por La Nieve?

Que se recogen en la prensa o que pueden comprobarse de manera fácil acudiendo a la Agencia Estatal de Meteorología”. También existe la posibilidad de que la Administración correspondiente emita un certificado. Si, pese a las circunstancias, el movimiento es imprescindible y siempre y cuando se las vías y carreteras estén en condiciones de ser transitables, debe de extremarse la precaución. Ten entonces en cuenta todas y cada una de las sugerencias para una conducción segura. “Ahora bien,si la medida se alarga en el tiempo no asesoraría a un padre ni a una madre faltar varios días seguidosal trabajo sin pactar con la compañía, pues se arriesga a ser despedido o a que se comprenda como abandono de puesto”, ha añadido. Alén de la regulación, acudiendo a la jurisprudencia, desde la Unión Sindical Oberera han destacado en su página web una sentencia delTribunal Supremo en 2009 que rechazó sancionar a una profesoraen Castilla-La Mácula por ausentarse tras una nevada.

Una opción valorada por muchos trabajadores en el momento en que ocurre un acontecimiento como este es el de cambiar el día por uno de vacaciones. Tampoco es válida, porque no se puede cambiar un día de descanso por otro en el que no se asiste al centro de trabajo siendo imposible. Es el interrogante que miles de personas se están haciendo estos días y para la que muchas empresas no tienen clara la respuesta. Así que hemos echado un vistazo al Estatuto de los Trabajadores para revisar qué dice sobre este tema. En concreto, al artículo 47 en el que se establece que el contrato de trabajo puede suspenderse “puntualmente” por causas graves y justificable.

Se pide a compañías y gestiones “asegurar la seguridad para la población trabajadora”, facilitando el trabajo a distancia siempre que sea posible. En un aviso, se pide “que las condiciones en que van a realizar su trabajo dentro y fuera de la compañía se genere en condiciones que no pongan en riesgo su salud y su vida”. En UGT solicitan prestar especial atención a trabajadores de servicios cuyos empleos comprometen estar al aire libre, como los de limpieza, controladores de parquímetros u obreros de la construcción o el campo. “Las medidas para impedir y supervisar la exposición al frío son responsabilidad de la empresa, además de esto estas medidas tienen que complementarse con la formación e información que tiene que recibir el trabajador sobre los riesgos del trabajo en ambientes fríos”, se apunta en un aviso.

Las Rutas Bloqueadas Y El Transporte Suspendido Complican La Movilidad

Con varias carreteras aún cortadas, los medios de transporte suspendidos o funcionando con menor frecuencia y con las calzadas llenas de hielo, muchos trabajadores se preguntan qué secuelas les puede acarrear no acudir a su puesto. ¿En qué situación quedan los trabajadores en la situacion en el que se deban quedar a cuidar a sus hijos por el cierre de los institutos? Otro escenario que puede generarse es que las consecuencias del temporal provoquen, mientras estamos en la jornada laboral, un riesgo grave e inminente. El artículo 21 de la Ley de Prevención de Peligros Laborales expone la definición de peligro grave e inminente y los requisitos que ha de cumplir el empresario frente a estos. Con arreglo al artículo 14.1 de exactamente la misma, se establece el derecho a interrumpir la actividad y dejar el sitio de trabajo cuando se considere que dicha actividad supone un riesgo grave e inminente para la vida o la salud.

\’filomena\’ Y Empleo

«En un caso así es un deber personal, pero los progenitores tendrán que demostrar a la empresa, si esta se lo pide, que el instituto ha cerrado», señala Urbano, que enseña que estos casos no están contemplados por la ley pero que pese a ello, «no puede haber sanción, por el hecho de que no se puede entender que es un incumplimiento de las obligaciones laborales». Según recopila en una nota Alternativa Sindical, faltar por el temporal, “está justificado, pero debe compensarse”. “El contrato de trabajo puede suspenderse puntualmente por causas graves y justificables como el peligro extremo en carretera por la aparición de placas de hielo o la imposibilidad de asistir por el cierre de las mismas gracias a las nevadas”, se afirma.

Sin embargo, trenes y metros no se han quedado libres de padecer los efectos del temporal y, si bien el Metro de La capital española fue el servicio que funcionó con mayor normalidad durante el fin de semana, desde su cuenta de Twitter han informado sobre ciertos retrasos a causa de la nieve. No obstante, si bien el Estatuto de los Trabajadores considera este tipo de sepa como justificada, serán el propio trabajador y la empresa quienes deberán pactar la forma de solucionar este inconveniente y compensar la jornada de trabajo que se ha perdido. Aunque bien es verdad que después del confinamiento han sido muchas las compañías que ya han incorporado el trabajo a distancia a su día a día, y así, ven en este momento una solución a fin de que sus usados puedan trabajar sin desplazarse, existen otros empleos en los que por su propia naturaleza esto resulta irrealizable.

El anteproyecto de ley del teletrabajo “sí que se preveía la oportunidad de un teletrabajo ocasional cuando existían causas de fuerza mayor familiar”, explica Sergio Herrero. Por lo que, al fin y al cabo, la manera de recuperar las horas se decidirá en una negociación. No es una cuestión que esté de manera expresa regulada en la ley, explica Sergio Herrero, letrado de Legálitas.